fbpx
Vigia del mes Gran cuenca
Vigía del Mes: Feney Patricia Gómez
06/04/2020
Cobertura de servicios públicos
11/05/2020

El impacto en el medio ambiente por confinamiento del COVID-19

Ante la situación actual que estamos viviendo por la pandemia del COVID-19, desde nuestras casas hemos realizado cambios en la cotidianidad de nuestras vidas, con el único propósito de cuidarnos y cuidar a los que mas queremos.

Estos cambios que han consistido básicamente en el confinamiento, han reducido en gran medida nuestras actividades, lo que ha beneficiado al medio ambiente. Según la Nasa y Agencia Espacial Europea se han captado imágenes satelitales que muestran la reducción de la contaminación en China y Europa.

La misión Sentinel 5P de la Agencia Espacial Europea registra en China una disminución aproximada del 40% de la emisión del dióxido de nitrógeno, un gas contaminante generado en su mayoría por los vehículos a motor.

Europa también presenta una disminución importante en la emisión de gases de efecto invernadero, según la Nasa.

Dirigiéndonos a nuestra Gran Cuenca del Rio Teusaca, nuestros vigías de calidad de agua que han tenido la facilidad de realizar el monitoreo participativo han reportado los siguientes datos:
Con lo que se puede analizar como la conductividad eléctrica para el sector de la calera desde los puntos de monitoreo No 5 al 10 presentaban para el mes de febrero y marzo una tendencia mala y en los monitoreos realizados en marzo cuando inicia el confinamiento en este sector que es crítico, la conductividad disminuye su señal de alerta pasando a una categoría regular.

Así mismo nuestros vigías de biodiversidad han reportado mayor presencia de especies, aves en especial; entonces podríamos pensar que mientras nos cuidamos en casa, las aguas vuelven a cristalizarse, el aire se despeja, los arboles dejan de ser talados y los animales podrán habitar en paz por un tiempo. No sé si será el mejor momento para decirlo, pero la naturaleza es tan mágica que ella misma está limpiándose del mal que le hicimos.

Estamos viviendo algo histórico: Cuidémonos en casa y démosle el tiempo de resiliencia necesario a nuestro planeta.