fbpx

NUESTRA HISTORIA

Para progresar es necesario dar primeros pasos. Pasos que al principio pueden tambalear pero poco a poco adquieren firmeza. Así fue como empezó el camino de la Asociación de Usuarios Prestadora de Servicios Públicos del río Teusacá, Progresar E.S.P. Una empresa que siempre ha tenido claro que la salud pública, como la vida, empieza por el agua.

Todo comenzó en la Casa de la Cultura del Municipio de Sopó a las 5:30 pm en un día de abril del 96. La comunidad del sector que habitaba el margen occidental del río fue convocada para empezar una reunión histórica. La idea era darle vida a un gigantesco proyecto que a punta del sudor y esfuerzo de algunos hacendados de la zona, bañaría de agua potable a la comunidad.

El doctor Camilo Quintana, habitante del municipio de Guasca y quien había dirigido una tesis de grado sobre la zona, expuso la iniciativa de construir un acueducto que le prestara un servicio básico y de calidad a los habitantes.

Fue así como comenzó el proyecto de construcción de la planta que hoy abastece a miles de usuarios a lo largo y ancho del valle. Desde entonces, Progresar E.S.P se ha consolidado como un ejemplo a nivel nacional de cómo el sector privado puede ser de gran ayuda en el suministro de un servicio público de calidad. Además, al tratarse de una asociación sin ánimo de lucro, los recursos que genera son para beneficio común de manera que son reinvertidos en el mejoramiento del acueducto.

Actualmente, la empresa se encuentra en un proceso de fortalecimiento de su estructura administrativa y técnica y en uno de sus retos más grandes: una ampliación de planta que permite triplicar el número de usuarios a los cuales se les puede suministrar agua pura.

El gran ingenio de los romanos es hoy una fuente de oportunidades para Sopó, Chía, La Calera y Guasca pues poco a poco ha convertido a los municipios en un polo de desarrollo. No solo ha garantizado una mejor calidad de vida para sus habitantes, sino que también ha valorizado sus predios y ha convertido sus tierras en un éxito para la construcción de vivienda campestre.

Así que después de dieciséis años caminando, Progresar E.S.P es una empresa que pisa fuerte pues desde sus primeros pasos ha tenido claro que el agua es el comienzo del progreso y que en el progreso está la esencia de la vida.